Tendencias de consumo en 2021: qué hábitos deberán atender los medios en el segundo año de pandemia

ADEPA

Tendencias de consumo en 2021: qué hábitos deberán atender los medios en el segundo año de pandemia 1

En la primera charla virtual en el marco de la 175° Junta de Directores de Adepa, los consultores Guillermo Oliveto y Mariela Mociulsky debatieron sobre la evolución que tuvo el consumo durante 2020 y los comportamientos que adoptó la sociedad frente a la crisis sanitaria y económica. Además, compartieron sus proyecciones para este año, que volverá a tener a la tecnología como aliada, y aventuraron de qué manera se podría pensar el consumo futuro. 

Durante la primera charla del ciclo virtual que organizó la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) en el marco de la 175° Junta de Directores, Guillermo Oliveto, director de la Consultora W, y Mariela Mociulsky, directora de la consultora Trendsity, analizaron el impacto de la pandemia en los hábitos y en el bo

El encuentro contó con la moderación de Daniel Dessein, presidente de La Gaceta de Tucumán y  titular de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de Adepa. Fue el primero de cuatro paneles que se desarrollaron durante el miércoles 28 de abril y que tuvieron como objetivo aportar las miradas de expertos de la industria de los medios sobre los temas que forman parte de la agenda y, a la vez, compartir herramientas y estrategias para abordar los principales desafíos del sector editorial. 

Oliveto planteó que cuando uno mira los indicadores objetivos de performance de la pandemia, hay dos que “no tienen discusión”: la evolución de la economía y la cantidad de fallecimientos por millón de habitantes. “En esa matriz, Argentina no está bien. El país termina en el cuadrante más duro junto con la mayor parte de los países de Latinoamérica y junto con los latinos de Europa. Eso generó que nuestra performance en la pandemia fuera más compleja”, señaló. 

lsillo de las personas en 2020. Además, los especialistas explicaron de qué manera esos comportamientos influyeron en la evolución del consumo y aventuraron a qué tendencias de la vida cotidiana deberán adaptarse las marcas al momento de pensar el futuro del consumo, en un contexto marcado por una crisis sanitaria y económica. 

Para explicar los aprendizajes que dejó el primer año de pandemia, el experto en consumo marcó que “lo primero que aprendimos es que el sistema era mucho más frágil de lo que suponíamos” y que “la pandemia es totalmente transversal, ya que le toca a todos”. 

Luego, el panelista hizo hincapié en que la tensión que finalmente se constituyó -temor y deseo- organizó toda la dinámica de lo que fue sucediendo con los mercados, las empresas, los negocios, como también con el proceso de digitalización.

Mociulsky añadió que la pandemia, al producirse en plena revolución digital, hizo que tuviéramos la posibilidad de seguir con todas las actividades desde nuestros hogares y mediados por la tecnología. Sin embargo, ese proceso de virtualidad no fue el mismo para todos: “Se visibilizó una gran brecha digital, que a su vez disparó otras brechas. Fue realmente muy complicado para muchos hogares poder seguir con la educación y con el teletrabajo”, marcó la directora de la consultora Trendsity. 

Para explicar los aprendizajes que dejó el primer año de pandemia, el experto en consumo marcó que “lo primero que aprendimos es que el sistema era mucho más frágil de lo que suponíamos” y que “la pandemia es totalmente transversal, ya que le toca a todos”. 

Luego, el panelista hizo hincapié en que la tensión que finalmente se constituyó -temor y deseo- organizó toda la dinámica de lo que fue sucediendo con los mercados, las empresas, los negocios, como también con el proceso de digitalización.

Mociulsky añadió que la pandemia, al producirse en plena revolución digital, hizo que tuviéramos la posibilidad de seguir con todas las actividades desde nuestros hogares y mediados por la tecnología. Sin embargo, ese proceso de virtualidad no fue el mismo para todos: “Se visibilizó una gran brecha digital, que a su vez disparó otras brechas. Fue realmente muy complicado para muchos hogares poder seguir con la educación y con el teletrabajo”, marcó la directora de la consultora Trendsity. 

Según estudios que llevó adelante con su consultora, las personas esperan “poder identificarse con los valores de las marcas”. Teniendo en cuenta todos los cambios en las distintas dimensiones de la vida cotidiana, lo que ven desde Trendsity es que “las marcas pueden inspirar cambios en la sociedad”. “Se espera que puedan ejercer su liderazgo escuchando estas necesidades de certidumbre y seguridad, y que puedan responder, sobre todo, las demandas de las nuevas generaciones”, ahondó Mociulsky. 

El escenario actual, aunque está marcado por la incertidumbre y la crisis, se presenta como una oportunidad histórica para las marcas. Al respecto, la panelista dijo: “Es un desafío muy grande, pero se espera que las empresas puedan ayudar a la creación de una nueva agenda, tanto política como económica, y que trabajen en pos del bienestar social”. 

En el caso puntual de la industria de los medios, Mociulsky destacó que “la tarea de informar hoy es clave”, sobre todo en estos momentos en los impera “una gran crisis de credibilidad y el temor a las fake news”. 

Para dar respuesta a la demanda informativa, Oliveto les sugirió a los medios “hacer un enorme esfuerzo de pensar complejo para expresar simple”. Es decir,  buscar la manera de contar las noticias en formatos comprensibles. Y remarcó que la demanda informativa sigue siendo en tiempo real, porque la gente está “hiperconectada” por la pandemia.  

Si bien deben permanecer atentos a la cobertura más urgente, que tiene que ver con el pico de contagios y el plan de vacunación, para Oliveto los medios también tendrán que estar atentos a los cambios de humor. “Ustedes tendrán que ir manejando su propio mix. Cuando la gente empieza a salir y a bajar un poco la intensidad, comienza a demandar otro tipo de agenda”, sostuvo. 

Entrada la segunda ola, la Consultora W midió cómo está la gente hoy. “La gente es una mamushka de incertidumbre, porque desconoce qué pasará con la economía y con la inflación, cómo avanzará la pandemia a nivel mundial y local, si puede llegar a haber nuevamente cuarentena, qué ocurrirá con la disposición de vacunas, qué pasará con el empleo y con el consumo”, dijo Oliveto al respecto. 

Por eso, para él será fundamental hacer una muy buena lectura de lo que está ocurriendo, con mucha precisión con el análisis de los números y pensar en más de un escenario posible para este año. “Habrá que tener mucha capacidad de adaptación y mucha prudencia para tratar de transformar ese nivel de complejidad en lo más simple que podamos a la hora de actuar y de gestionar”, pronosticó Oliveto. 

Frente a ese panorama, ¿cómo se puede pensar el futuro? Aunque aconsejó no subestimar la complejidad que tendrá este año la Argentina en materia política, económica, sanitaria y social, Oliveto afirmó que hay lugar para buscar una esperanza e imaginar una salida posible de la pandemia.

“Hoy afortunadamente en el mundo hay dos faros y un tercero prendiéndose: son Israel, el Reino Unido y Estados Unidos. Nos están mostrando la pospandemia. La verdadera revancha de la vida es con vacunas. Dependerá de cómo se dé ese proceso en la Argentina, pero la pandemia tiene final”, opinó Oliveto. 

En sintonía, Mociulsky sumó: “Apenas desaparezca el miedo a los contagios, vamos a querer volver a las actividades que nos dan placer, con la tecnología mucho más incorporada en todos los ámbitos de nuestra vida”. 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn